Mujeres dan su perspectiva sobre los servicios públicos

 

  • Aresep en colaboración con el Banco Mundial realizó encuesta para conocer condiciones de acceso, uso, consumo y responsabilidad de las mujeres en los servicios públicos en sus hogares.

 

Bol. 56-2021, 16 noviembre. La Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos ha venido consolidando una nueva visión de la regulación para el siglo XXI, que incluye la variable de género para reconocer cómo experimentan las mujeres el acceso, uso y gestión de los servicios públicos de manera diferenciada.

Dentro de los principales resultados de la encuesta realizada por ARESEP,  en el servicio de agua se halla que persisten hogares que no disponen de este servicio público: 5% no tiene tubería interna en la vivienda, 3,3% se abastecen de un río, naciente o pozo (sin tratamiento) y 1,1% deben jalar agua desde otro lugar.

ARESEP ha sido pionera en Latinoamérica como entidad reguladora que cuenta con una Política de Género, proceso que ha implicado la necesidad de disponer de información sobre la perspectiva y necesidades propias de las mujeres como usuarias de los servicios públicos.

Los resultados indican que existe un alto involucramiento de las mujeres con los servicios públicos, dado que el 95% realiza labores domésticas como limpieza de la casa, cocinar, lavar ropa y trastos y planchar. Además de estas tareas, un 44% de las entrevistadas indicó que realiza labores de cuido de otras personas dependientes.

Entrevistas genero

La encuesta también reflejó que las mujeres tienen limitaciones para acceder a los servicios de agua y electricidad en sus viviendas, pues se establecen requisitos como tener la propiedad a su nombre y se señalan exceso de trámites durante el proceso, incluso temas de infraestructura que imposibilitan el acceso.

Las mujeres manifestaron que existe muy poco conocimiento sobre la manera como se realiza el cálculo de las tarifas de electricidad y agua, de esta forma consideran que el pago por el servicio se convierte en un acto de fe de que el cobro sea correcto según el consumo realizado. Casi 70% de las entrevistadas afirman tener poco o ningún conocimiento sobre la manera como se calcula la tarifa de electricidad, mientras que el 66% de las entrevistadas afirman tener poco o ningún conocimiento sobre la manera como se calcula la tarifa de agua.

El Regulador General, Roberto Jiménez Gómez, indicó que “esta encuesta evidencia que hay múltiples realidades para las personas usuarias y especialmente para las mujeres. Desde la Autoridad Reguladora procuramos desarrollar estrategias para entender y abordar las necesidades de la población. Esta encuesta es un instrumento para mejorar la prestación de los servicios públicos”.

El 50% de las entrevistadas están a cargo del pago de los servicios, y la pareja o cónyuge asume este deber en un 20% en electricidad y agua. Solo en gas, indican que requieren apoyo para realizar el cambio o instalación del cilindro.

La encuesta reflejó que más de 40% de las mujeres adultas son jefas de hogar y de ellas, 66% no cuentan con cónyuge o pareja con quien puedan compartir las responsabilidades financieras, pero 88% sí tiene hijas o hijos y 62% de las jefas de hogar reportan un promedio de dos personas dependientes económicamente de ellas.

Entre jefas de hogar también destaca que 34% (42% si se consideran las que están desempleadas) no generan ingresos por medio de trabajo o pensión por retiro.

También se evidencian inequidades entre las mujeres de la zona urbana y la rural, siendo que 50% de las mujeres cuyo hogar tiene un ingreso de 200 mil colones o menos se encuentran en zona rural, donde el acceso a servicios y los medios de pago disponibles tienden a ser más limitados. Además, se encontraron diferencias en la adquisición de aparatos eléctricos según el nivel de ingreso y zonas, por ejemplo, el uso de la computadora es más bajo en la zona rural, así como el vehículo. La refrigeradora y el televisor son dos electrodomésticos universales en todos los grupos.

Otro hallazgo importante está vinculado con el rol que asumen las mujeres en cuanto a las prácticas de ahorro de los servicios en sus hogares. El 62% reconoció que ellas están pendientes para tomar acciones como desconectar aparatos, apagar luces, y en el caso de agua es el 64% que controla el cierre de tubos, duchas cortas, etc.

Ahorro agua

Ahorro

Desde las perspectiva de las mujeres se señalan algunas mejoras que se pueden implementar en la prestación de los servicios públicos; en electricidad los más mencionados son precios más cómodos, menos interrupciones y sistemas de ahorro; para el agua se desea mayor pureza del recurso, mejor atención al cliente, mejor precio y menos interrupciones; en el gas domiciliar solicitan mejores cilindros, precios más cómodos y mayor rendimiento; y en el caso del combustible precios más accesibles y mejor calidad.

El Regulador General, Roberto Jiménez Gómez, explicó que “no es lo mismo programar un corte de agua a las 6 a.m. cuando empieza la demanda para aseo personal y limpieza, en lugar de cortarla después de las 8 p.m. o que se interrumpa el servicio eléctrico al mediodía, cuando se requiere para cocinar. Lo que queremos es despertar la sensibilidad en las empresas operadoras de servicios públicos, para que programen y gestionen sus servicios pensando también en las necesidades de las mujeres quienes se ha demostrado son las principales usuarias de los servicios públicos a nivel domiciliar”.

pdf 50 Presentación Encuesta Género

Descripción de la encuesta

Con la cooperación del Banco Mundial se realizó una encuesta a nivel nacional para medir las condiciones de acceso, uso y consumo de los servicios públicos de agua y energía (electricidad, gas licuado de petróleo y combustible), para el desarrollo de líneas de acción específicas con enfoque de género en los servicios públicos regulados por la ARESEP. La encuesta se aplicó entre el 6 al 30 de julio, a mujeres mayores de edad, de zona rural y urbana, quienes respondieron preguntas relacionadas al uso en electricidad, agua, gas licuado y combustible, por medio de entrevista telefónica a 905 mujeres, con un nivel de confianza del 95% y un margen de error del 3,3%.

 

Subir

BUSCAR
Presiona el icono para escuchar el texto