Imprimir

ARESEP exige acciones para corregir presencia de aluminio en agua

31 de agosto 2021
Boletín 47-2021


El agua de los acueductos comunales de Santa Cecilia en Tarrazú, y La Angostura en León Cortés, continúan con presencia de aluminio en concentraciones superiores a las permitidas para el consumo humano.

Esto se evidenció como parte del proceso de fiscalización que realizó la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (ARESEP) a estas Asadas para dar seguimiento a la problemática que registran desde hace varios años.

El aluminio es un metal ampliamente extendido en la tierra y es normal encontrarlo como un contaminante en aguas para consumo humano. La Organización Mundial de la Salud es reservada en categorizar este metal como de riesgo para la salud de las personas, sin embargo, después de múltiples estudios definió el valor de 0.9 mg / L como valor máximo y el valor de 0.2 mg / L el valor de alarma. En Costa Rica el Reglamento para la Calidad del Agua Potable N° 38924-S establece que el valor máximo permitido de aluminio en el agua para consumo humano es de 0.2 mg/L.

La ARESEP informó de la situación en la ASADA de Santa Cecilia en Tarrazú al Ministerio de Salud y le ordenó al Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA) luego de efectuar una evaluación su planta potabilizadora, mediante la cual se remueve el aluminio del agua y se acondiciona para el consumo humano.

Este acueducto tiene 555 abonados y atiende a una población cercana a los 3000 usuarios y registra la problemática del aluminio desde el 2013, con valores que en la mayor parte de los muestreos van desde los 1000 µg/L hasta los 2000 µg/L.

Con respecto a la Asada La Angostura, la Autoridad Reguladora le indicó al AyA que debe brindarle apoyo para la implementación de medidas correctivas inmediatas y de largo plazo para solucionar la problemática.

En el caso de este acueducto, el primer registro se dio en el 2018, cuando reportes efectuados por el Laboratorio Nacional de Aguas indicaron la presencia de concentraciones superiores a 200 μg/L.

El Intendente de Agua, Marco Cordero, explicó que “el acceso al agua apta para consumo humano acorde con los parámetros establecidos en la legislación nacional vigente es una prioridad, razón por la cual debe existir el compromiso y buena gestión operativa por parte de los prestadores para garantizar a la población un producto de excelente calidad”.

Además, enfatizó que “…la ARESEP está comprometida con velar por la calidad de los servicios que reciben las personas usuarias, y le dará seguimiento a la presencia de aluminio en estas Asadas, a fin de que se asegure una solución y se garantice la calidad del agua”.

IMG 2019

Presiona el icono para escuchar el texto