ARESEP exige reducción en tarifa por racionamientos de agua

· AyA deberá aplicar rebaja de ¢200 millones por racionamientos prolongados

Boletín 09-2020, 16 de marzo de 2020. La Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (ARESEP) exige una disminución en las tarifas de agua en las zonas donde se han aplicado racionamientos que superan las 8 horas diarias y se prolongan por 20 o más días del mes.

Solo en el Área Metropolitana, la afectación por la falta de agua alcanza los 100 mil hogares aproximadamente, lo que implica una disminución tarifaria de aproximadamente ¢200 millones mensuales. Las comunidades que están sufriendo la discontinuidad en el servicio se concentran en la región sur del valle central, específicamente en: Alajuelita, Desamparados, Hatillo, y otras zonas del sur de la capital; además de Curridabat, Escazú, Goicoechea, La Unión, Montes de Oca, Mora y Moravia, San Pablo, Santa Ana y Tibás.

Esta disminución en la tarifa se plantea tomando en cuenta el artículo 95 del Reglamento de Prestación del Servicio de Acueducto. Este artículo indica que en caso de discontinuidad del servicio por más de 8 horas diarias durante, al menos 20 días naturales al mes, o suspensión total por más de 3 días naturales consecutivos o más de 7 días naturales no consecutivos (ambos en el mismo mes), el prestador no deberá cobrar el cargo fijo, que actualmente corresponde a ¢2 000.

Por otra parte, este Reglamento contempla que en caso de discontinuidad las empresas distribuidoras deben garantizar el suministro por medio de “camiones cisterna, tuberías temporales u otro medio, siempre que estos garanticen que el agua distribuida reúna las características de calidad de agua potable y asegure una dotación mínima de subsistencia a la población afectada por la interrupción” (artículo 58).

Ante la situación generada por la falta de agua, la ARESEP realizó visitas a algunas comunidades del Gran Área Metropolitana (GAM), con el propósito de verificar el cumplimiento del reglamento de prestación del servicio. Estas visitas evidenciaron el incumplimiento por parte del operador en los horarios de distribución de agua potable a través de camiones cisterna. Particularmente verificó este incumplimiento en zonas de alta densidad de población como es el caso de la localidad Pedrito Monge, en Desamparados.

Es importante destacar que los racionamientos programados son medidas temporales y se deben informar con anticipación a la ciudadanía para no afectar la calidad de vida de la población. El faltante de agua se produce por problemas de infraestructura, consumo excesivo, desperdicio del agua, reducción de las fuentes por el efecto de cambio climático, entre otras razones.

Finalmente, la ARESEP les recuerda a los prestadores del servicio que deben buscar soluciones a mediano y largo plazo para evitar que esta problemática se repita cada año, y cada vez con mayor impacto.

Para esto la ARESEP valora los planes de inversión de mediano y largo plazo de los operadores; y les aprueba tarifas que permitan realizar las inversiones para evitar la discontinuidad del servicio y las afectaciones en la calidad de vida de los usuarios.
Subir

BUSCAR
Presiona el icono para escuchar el texto