ARESEP impulsa nuevo modelo tarifario para los servicios de acueducto, alcantarillado e hidrantes

ARESEP impulsa nuevo modelo tarifario para los servicios de acueducto, alcantarillado e hidrantes



La Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (ARESEP) impulsa un nuevo modelo tarifario que busca más eficiencia y productividad de las empresas,  evitar las pérdidas de agua, así como proteger el ambiente.

Los operadores que brindan los servicios de acueducto, alcantarillado e hidrantes son entidades públicas creadas por ley, cuyo objetivo principal debe ser brindar servicios de alta calidad, y no acumular ganancias.

La ARESEP pretende garantizar un modelo tarifario que ofrezca liquidez y solidez de los operadores para que mejoren la prestación del servicio, pero que sean más eficientes con los recursos que provienen de las tarifas.

El próximo 4 de mayo se celebrará la audiencia pública para que los interesados opinen sobre el nuevo modelo tarifario, elaborado por la ARESEP, para poder implementarlo en el segundo semestre de este año.

El modelo incorpora siete nuevas herramientas que pretenden fortalecer la prestación del servicio:


1.     Factor de eficiencia

Las pérdidas de agua son el indicador de gestión más delicado del servicio, pues representa alrededor del 50% del agua producida. Para lograr su control, es necesario introducir mejoras en la gestión de procesos y en el mantenimiento de los equipos y eventualmente nuevas inversiones, de ahí que reducir las pérdidas de agua está a una mayor eficiencia de los operadores.

Cabe indicar que cualquier mejora en el agua no contabilizada se traducirá en menores costos, al producir menos agua para atender las mismas ventas,  y mayores ingresos si se logra atender a más clientes.

En el caso del AyA que concentra la mayoría de las pérdidas, afortunadamente la empresa dispone de apoyo financiero externo para mejorar este indicador.


2.     Plan de inversiones


En la aplicación del nuevo modelo se realizará una supervisión más estrecha y sistemática de la formulación, financiamiento y ejecución de los planes de inversiones de los operadores, con miras a acelerar el proceso de inversión y reducir el rezago existente en materia de infraestructura. 

La experiencia de los últimos años ha sido que una parte importante de los recursos tarifarios no se utilizan en la ejecución de los planes de inversión, con lo cual se ha venido recargando al usuario un costo innecesario.

Con la entrada en vigencia del nuevo modelo tarifario, se exigirá a los operadores que en los estudios tarifarios presenten un plan quinquenal, debidamente justificado y con una clara fijación de prioridades, especialmente para los desembolsos previstos en los primeros años. De esta forma, se espera contar con información más precisa para realizar un proceso de fiscalización amplio y velar porque la ejecución de los proyectos de acuerdo con los cronogramas.

Además, se establece el mecanismo del fondo de inversión, que busca garantizar que los recursos tarifarios otorgados para la realización de inversiones no sean desviados a otros fines.


3.     Protección y Ahorro de Recursos Hídricos


Por primera vez se aplicará en forma generalizada una tarifa ambiental, destinada exclusivamente a la protección de las fuentes de agua.

Este componente tarifario cumple con el objetivo establecido en el Plan de Nacional de Desarrollo, para que por medio de las decisiones regulatorias se brinde mayor protección a las fuentes del recurso hídrico, se construyan sistemas de almacenamiento para garantizar el suministro del líquido y el perfeccionamiento de las redes de acueducto y alcantarillado para contrarrestar el impacto por la variación en la cantidad de lluvias.


4.     Devoluciones

En años anteriores, se ha observado que buena parte de los recursos tarifarios otorgados se han quedado sin ser utilizados.  En vista de ello, se estableció un  mecanismo para calcular un capital de trabajo adecuado para el operador y a partir de ese nivel, se deja prevista la posibilidad de hacer la devolución de los ingresos al usuario mediante rebajas tarifarias, salvo que haya una programación clara para el uso de esos recursos en el corto plazo, de acuerdo con los planes de inversión presentados por el operador y el ritmo de ejecución de los mismos.

5.     Gastos indirectos

Se va a exigir a los operadores definir criterios y mecanismos claros y consistentes para distribuir los gastos indirectos entre los diversos servicios, a fin de evitar el otorgamiento de subsidios cruzados entre servicios.

6.     Gestión del riesgo

Un elemento muy importante introducido en el nuevo modelo es el concepto de gestión de los riesgos del proceso de prestación del servicio, lo cual se complementa con el fortalecimiento de las actividades de supervisión de los operadores, a fin de identificar oportunamente los problemas que puedan afectar la prestación óptima del servicio y la ejecución de los planes de inversión.  De esta forma se facilitará la toma de decisiones correctivas por parte de los operadores.


7.     Instrumento de cálculo tarifario

Se trabaja en un instrumento de cálculo tarifario que identifique claramente las fórmulas matemáticas, los parámetros utilizados y las variables que pueden ser modificadas por los operadores al presentar sus solicitudes tarifarias.  De esta forma, el proceso de cálculo de las tarifas es más transparente.



Subir

BUSCAR
Presiona el icono para escuchar el texto